Campana Dia Mundial de la Seguridad y la Salud en el TrabajoCon motivo del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, FSIE quiere mostrar, como lo ha venido haciendo siempre, su compromiso con la protección de la salud de las personas para el desempeño del trabajo en un entorno laboral seguro y digno. La actual situación ha mostrado la necesidad de protegerse con gran intensidad de la posibilidad de contagio por enfermedades infecciosas, pero además ha puesto de relieve que también debemos observar los riesgos inherentes a la implementación del teletrabajo garantizando en este caso la protección necesaria fuera del entorno laboral que hasta ahora había sido el habitual.

Este día también nos permite poner el foco en las enfermedades que sufren las personas como consecuencia del desempeño de sus funciones y promover una cultura de conciencia y responsabilidad de los empresarios para asegurar a sus trabajadores un empleo digno y libre de riesgos que atenten contra su integridad y calidad de vida.

Legalidad bajaEl Sindicato defiende que ante la situación excepcional que vivimos hay que adaptar el sistema educativo y para ello hay que modificar la ley.

El Ministerio de Educación y Formación Profesional mediante una simple Orden aprueba una serie de directrices sobre la promoción de cursos y titulación de etapas que contradicen lo establecido en la vigente Ley Orgánica de Educación.

FSIE comparte que sea el profesorado en función de su autonomía y profesionalidad el que pueda adaptar la evaluación y decisión sobre el alumnado a las circunstancias actuales, pero debe poder hacerlo cumpliendo la legalidad vigente y esta no se ha modificado.

Captura de pantalla 2020 04 27 a las 11.09.45La Plataforma de Concertados alerta de que la prisa del Gobierno por aprobar la LOMLOE es signo de déficit democrático.

En un momento en el que la pandemia del COVID-19 está asolando a nuestro país, las organizaciones de la enseñanza concertada consideran que es necesario priorizar la vida y la salud de nuestra sociedad. Precisamente por eso, no es comprensible que el Ministerio de Educación trate de aprovechar una situación como esta para acelerar la tramitación de la LOMLOE, sustrayendo a la comunidad educativa el sano y democrático debate que debe preceder a la aprobación de toda ley, especialmente en un asunto tan importante como el educativo.