Más de 200 profesores están afectados en Ibiza por la decisión de la conselleria de no aplicar el acuerdo alcanzado para subirles el salario

Una cincuentena de profesores de la enseñanza privada concertada se concentraron ayer en el paseo de Vara de Rey para secundar la protesta convocada en todo Balears por FSIE, STEI-i, FETE-UGT y CCOO contra los «incumplimientos» del Govern en lo relativo a las subidas salariales pactadas y aprobadas con este colectivo. Los docentes de este sector recuerda que la conselleria de Economía ha decidido, a causa de la crisis, no aplicar en 2010 los acuerdos alcanzados para equiparar salarialmente a los profesores de la enseñanza concertada con los de la pública. En Ibiza y Formentera hay más de 200 docentes pertenecientes a esta modalidad, repartidos en cinco centros educativos en Ibiza y uno en Formentera.

 

La Federación de Sindicatos Independientes (FSIE) en Huesca ha lamentado que la Ley de Autoridad Pública ampare sólo a los funcionarios docentes, una vez que ha conocido el anuncio de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de una ley que reconozca como autoridad pública a los docentes de educación Primaria y Secundaria de los centros públicos. Seguir leyendo el arículo

Esta posición ha sido trasladada hoy por el secretario general de FSIE en Huesca, Ángel M. Morán, quien ha precisado que "de no corregirse para Madrid, y luego para el conjunto del Estado, la norma supondría la exclusión y marginación total de quienes trabajamos en los centros concertados y privados, tanto de los docentes como no docentes".

Jesús Pueyo, Secretario General de FSIE, considera que ya ha existido suficiente diálogo entre la comunidad educativa, y ahora les toca negociar a los partidos políticos, que son los que realmente tienen opción de gobierno.

Lleva poco más de una semana a cargo de la Secretaría General de FSIE, sustituyendo a Francisco Vírseda después de 32 años. Jesús Pueyo sigue siendo secretario general de FSIE Aragón, pero llega a la federación estatal con muchas ganas de romper por fin con las diferencias históricas entre la Concertada y la Pública.