Boletin Acuerdo InterterritorialFSIE considera que no se ha avanzado prácticamente nada y se mantiene la misma intranquilidad e incertidumbre que al finalizar el curso.

A pesar de que ha existido un claro mensaje de la comunidad educativa exigiendo al Ministerio de Educación y las Comunidades Autónomas la necesidad de alcanzar acuerdos homogéneos en los criterios de actuación para el comienzo, organización y desarrollo del curso escolar 2020/21, el Acuerdo cerrado ayer mantiene la indefinición en muchos aspectos y no transmite confianza ni seguridad a los profesionales, familias y alumnado.

Como han declarado varios Consejeros de Educación, el documento ha sido respaldado porque no aporta nada nuevo, con esto queda dicho todo.

Isabel CelaaEl Ministerio de Educación anuncia la elaboración de un nuevo documento con 29 medidas que se hará público próximamente.

La reunión de la Conferencia Sectorial de Educación celebrada esta mañana ha concluido, según lo ha confirmado la Ministra de Educación en rueda de prensa, con un acuerdo alcanzado con las CC.AA. que se recoge en una Declaración de actuaciones coordinadas en Salud Pública frente al COVID-19 para los centros educativos durante el curso 2020-2021.

La reunión, que se ha celebrado de manera telemática ha contado con la participación del ministro de Sanidad, Salvador Illa; la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá; la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias; y los consejeros y consejeras de Sanidad y Educación de todas las CC.AA.

Aula vaciaPara FSIE es imprescindible que Gobierno y CCAA alcancen acuerdos unánimes sobre el inicio, organización y desarrollo del curso escolar 2020/21. La situación actual de la pandemia anuncia un curso escolar irregular en su desarrollo, con constantes y reiterados periodos de cuarentena puntuales de aulas o centros y, en el peor de los escenarios, con un nuevo confinamiento.

FSIE defiende la educación presencial frente a cualquier alternativa, pero ante la pandemia, deben ser los responsables de Sanidad, junto a los de Educación, quienes determinen si es posible y detallen las condiciones en las que se debe llevar a cabo. En ningún caso la responsabilidad de las consecuencias por las medidas que se adopten puede recaer en los docentes, personal complementario y de administración y servicios, así como en los equipos directivos ni en los titulares de los centros.