Captura de pantalla 2018-02-02 a las 12.21.36.png  

A propósito de las últimas informaciones relativas a las negociaciones políticas sobre el Pacto Educativo y las declaraciones del ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, sobre el MIR para el profesorado, FSIE considera:

1. Es imprescindible que el acuerdo que se pudiera alcanzar en el Congreso de los Diputados sobre los puntos que son objeto de negociación tenga un amplio respaldo parlamentario que garantice su aplicación, financiación y necesaria estabilidad con independencia del color del gobierno de turno.

 

2. FSIE solicita y anima a los partidos políticos a que, por el interés general y por el futuro de nuestra sociedad, alcancen el máximo consenso. FSIE entiende la dificultad de este proceso en el que nadie puede quedar excluido ni relegado y, sobre alguna de las cuestiones que se están conociendo estos días, cree:

- que lo pactado debe respetar la Constitución y los acuerdos internacionales suscritos por el Gobierno español, en concreto el artículo 27 de la Carta Magna sobre la libertad de enseñanza y la libre elección de centro y los acuerdos vigentes relacionados con la formación religiosa.

- que atribuir un papel subsidiario a la enseñanza concertada, como algunas formaciones políticas y sociales pretenden cuando el Tribunal Supremo ha dejado meridianamente claro que las redes pública y concertada son complementarias, o no incluir a sus profesionales en las mejoras acordadas, dejaría fuera a un sector muy importante de la enseñanza y por lo tanto el Pacto Educativo no sería tal.

3. FSIE ratifica su propuesta de cambio de estructura del sistema educativo con la extensión de la “formación básica y obligatoria” y por lo tanto gratuita hasta los 18 años. Una “formación” que no debe tener exclusivamente una vía académica y que debe evitar la exclusión del sistema de los jóvenes partir de los 16 años.

4. FSIE propone, como paso previo al ejercicio profesional, la realización de unas “prácticas tutorizadas y retribuidas” de una duración de al menos dos años. Para ello, hay que asegurar la formación y preparación de un número suficiente de docentes en ejercicio como “tutores o formadores” de los futuros profesionales y, por otro lado, abordar la necesaria modificación de los planes de estudio universitarios de los docentes de las distintas etapas educativas. FSIE cree que aunque estas cuestiones  son fundamentales, no se están contemplando.

5. Estas cuestiones y otras muchas deben ser debatidas y negociadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) en el marco de las mesas sectoriales de la función pública y de la enseñanza concertada. Algunas deberán formar parte de la Ley de la Función Docente que debería regular la profesión mejorando la formación inicial y permanente, la carrera profesional, el acceso al ejercicio, la evaluación o el reconocimiento y dignificación de la profesión. Esta ley debe contemplar a todos los profesionales, sin distinción de los mismos por del tipo de centro en el que finalmente desarrollen su labor (público, concertado o privado).

6. Debe acordarse una financiación suficiente, de carácter finalista, prioritario en cada una de las Leyes de Presupuestos que se aprueben para su aplicación y que no pueda en ningún caso minorarse. Este esfuerzo presupuestario debe poner fin al déficit histórico de los módulos económicos de los conciertos educativos que no garantizan la gratuidad de las enseñanzas y que repercute negativamente en las condiciones laborales del profesorado y del personal de administración y servicios, y dificulta el funcionamiento de los centros. Sin financiación, tal y como se ha demostrado en ocasiones anteriores, lo acordado será papel mojado.

7. A pesar de haber recibido numerosos escritos desde el año 2011 solicitando la constitución y convocatoria de la Mesa Sectorial de la Enseñanza Concertada, establecida en la propia LOMCE, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte no lo ha hecho. El MECD está poniendo en peligro el Pacto Educativo desde el punto de vista social al no dialogar y negociar con el sector de la enseñanza concertada en el marco de la mesa sectorial. Ante este silencio, y de no producirse en los próximos días la convocatoria de la Mesa Sectorial de la Enseñanza Concertada, FSIE incrementará sus acciones para que, finalmente, sea convocado el foro de diálogo y negociación que le corresponde por ley al sector de la enseñanza concertada.