Pin It

search.jpg

A propósito de los últimos anuncios llegados desde la Consejería de Educación de Castilla-La Mancha, la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FISE), organización sindical con mayor representación en el ámbito de la enseñanza concertada en esta región, reconoce como positiva la llamada a la tranquilidad de la comunidad educativa realizada por el recién estrenado como consejero Ángel Felpeto, quien ha declarado que no existe propuesta alguna de suprimir ninguna unidad educativa concertada, puesto que existe un equilibrio entre centros públicos y privados en la comunidad.

FSIE coincide con el responsable de Educación en que apostar por este equilibrio otorga estabilidad a la educación, y agradece que se haya valorado que la enseñanza concertada genera 4.000 puestos de trabajo, cuestión que debe tenerse en cuenta a la hora de tomar decisiones. Por eso, sin perder el optimismo que puede desprenderse de estas palabras, espera que el respeto tanto a la concertada como a los trabajadores de la misma se mantenga en el tiempo.

Desde FSIE siempre se ha defendido la complementariedad de la enseñanza pública y la enseñanza concertada, ambas redes sostenidas con fondos públicos, entendiendo que ninguna es subsidiaria de la otra. Por eso, la organización cree que su coexistencia es clave para mantener una pluralidad de opciones necesaria en la actualidad, donde la globalidad, la variedad de proyectos, ideologías, mentalidades o credos no hacen sino dar riqueza y constituyen la base de una sociedad democrática, diversa y que trabaja por garantizar la libertad de elección como derecho protegido.

Con respecto a la gestión de los conciertos en Castilla-La Mancha, FSIE espera que, tal y como declara Felpeto, se sigan gestionando desde la responsabilidad y teniendo en cuenta las necesidades educativas y la demanda de escolarización en la región, recordando que el derecho a la libre elección de centro, permitiendo a las familias decantarse por aquél que más se ajuste a la educación que deseen para sus hijos, está amparado por el artículo 27 de la Constitución.

En relación al préstamo gratuito de libros de texto para alumnos de 3º a 6º de Educación Primaria y de 1º a 4º de Educación Secundaria, FSIE considera acertado que la medida abarque tanto a centros públicos como a centros privados y concertados, siempre atendiendo a las necesidades reales de las familias que lo solicitan, sin presuponer su situación económica por el mero hecho de haber elegido un determinado centro para la educación de sus hijos.